Poesí­a eres tú (revista)
Revista de poesía y literatura
Cuando la libertad de expresión se ve coartada o manipulada es necesario desde el ámbito artístico denunciarlo para concienciar a la gente del peligro que acecha
Categories: Entrevistas

Cuando la libertad de expresión se ve coartada o manipulada es necesario desde el ámbito artístico denunciarlo para concienciar a la gente del peligro que acecha Cuando la libertad de expresión se ve coartada o manipulada es necesario desde el ámbito artístico denunciarlo para concienciar a la gente del peligro que acecha fotoroberto Mobile

1-     ¿Cómo nace la idea de este libro?

 

En principio se trataba de una recopilación de gritos de indignación en forma de sonetos que estaban guardados en un cajón del ordenador sin dejar de reproducirse. Sin duda, el movimiento social en España durante los meses de mayo y junio de 2011, hizo que me decidiera a darles luz como la aparición de un periódico poético. Excepto un soneto que lo escribí con 15 años y he querido que apareciese en la obra, el resto llegaron a raíz del nacimiento de mi hija como los gritos de protesta de un padre preocupado por el futuro rasgado e injusto que van a heredar nuestros vástagos.

 

2-     ¿Por qué decidiste estructurarlo como las secciones de un periódico?

 

Porque principalmente se apuntan a tres estadios como culpables directos del deterioro y la regresión de nuestra tierra: el poder político, el poder económico y el poder mediático, los medios de comunicación. Con lo cual, quise ejercer la crítica en el terreno del cuarto poder (que no deja de ser nuestro también) y el espacio más simbólico para ello consideré que era un periódico. Me permitía también agregar imágenes para ilustrar los sonetos con frases del pueblo, de gente desconocida que dejaba sus mensajes anónimos en la Puerta del Sol durante la primavera del 2011 y que fotografíe para demostrar que en gran parte, decían lo mismo que expreso en mi poesía.

 

3-     ¿Crees que aún queda hueco en el panorama poético actual de España para la poesía social? ¿Crees que hay demanda?

 

La poesía social nació en los años 50 frente a la dictadura franquista cuando lo herméticamente cerrado comenzaba a quebrarse levemente con los gritos de indignación y libertad de unos pocos. Ahora existe una nueva dictadura, la de los mercados continuamente camuflada por la política y los medios. Con lo cual, no hay duda de su razón de ser. Cuando la libertad de expresión se ve coartada o manipulada es necesario desde el ámbito artístico denunciarlo para concienciar a la gente del peligro que acecha a nuestros hijos y a los hijos de nuestros hijos. Despertar a ese colectivo pasivo y tan dañino cuyos valores son el “paso de todo” o el “no es mi problema”… Creo que los que todavía nos sentimos conmovidos por las desgracias y las fortunas de los demás, los que consideramos que la solidaridad es un bien necesario para el futuro de una nación, estamos en la obligación de prevenir a nuestros congéneres que unos pocos se quieren quedar con los bienes de muchos otros, entre otras cosas debido al mutismo de la gente. En mi caso, protesto y grito, y lo hago por medio de sonetos.

Imagino que la demanda se incrementará como consecuencia de la veracidad de lo que expresamos y de los nuevos atropellos de quienes denunciamos. Tarde o temprano, el tiempo dará la razón a quien la tiene. Y si la coherencia triunfa seguirá siendo un testimonio de cómo la literatura puede ser un arma contra los poderes fácticos.

 

4-     ¿Cómo crees que envejecerá este libro? ¿No temes que una vez pasada “la actualidad” que lo motiva sea más difícil su lectura?

 

Creo que el libro no es una obra de actualidad sino de valores y de reivindicaciones.  El día que pensemos que los valores no existen y que no hay hueco para la disconformidad, entonces seguramente no existiremos, ni siquiera la inmortalidad de la que gozan los libros de hoy en día tendría sentido. Estoy seguro que  Saint Éxupéry escribió el Principito (Le Petit Prince) en plena guerra mundial pensando que los valores de su obra podían ser eternos. No hay más que volver a leer ese libro para descubrir lo vigentes que son sus mensajes setenta años después. Ahora bien, cada libro es una historia, como nosotros mismos, las personas, y cada cual envejece a su manera.

 

5-     El 15M fue un movimiento que despertó muchas pasiones: ¿Cómo crees que va a afectar a la poesía? ¿Crees que tendrá incidencia?

 

Pues sin ir más lejos servidor se sintió conmovido por ese movimiento y utilizó esa pasión para convertirla en poesía. Dudo que sea el primer paso, estoy convencido que muchos otros poetas lo habrán hecho antes. También he visto muchas composiciones posteriores en la red. Se está viendo en muchos otros relatos y en muchas otras manifestaciones artísticas. El mundo del arte empieza a dar su versión sobre una cruda realidad que nos han estado escondiendo durante muchos años, principalmente la del deterioro de nuestro futuro y nuestra calidad de vida.

 

6-     ¿No temes que se te tache de oportunista por presentar un libro así cuando el 15M es aún un movimiento en auge?

 

Ya he explicado antes que los compuse a raíz del nacimiento de mi hija, hace más de cinco años, aunque cierto es que el movimiento hizo que les diera salida. Pienso además que los autores literarios que escriben a la primera persona no dejan nunca de ser cronistas de su propia realidad. Con lo cual, si se quiere considerar oportunista al que transmite actualidad por medio de palabras, que se considere, pero que nadie lo borre por si el mensaje sigue siendo valioso.

 

7-     Estilísticamente, ¿por qué elegiste sonetos? ¿Qué te aporta esa estructura?

 

Desde que un profesor de literatura me enseño con 12 años a hacer sonetos por medio de Lope de Vega y su Violante, me vi conquistado por la estructura de su métrica y por la rapidez de su ritmo. También el propio vocablo me suena muy bien y me gusta. Siempre han estado presentes para la historia de nuestra literatura y para mí con Alberti, Miguel Hernández, Machado, Lorca, Baudelaire y todos los clásicos. En todos ellos descubres uno o varios mensajes rotundos por medio de sus sonetos. Desde muy joven, principalmente he escrito sonetos y con rotundidad y ahora redundancia he querido incluirlos en El Padre que escupía Sonetos en un Periódico.

 

8-     ¿Qué otras influencias has tenido a la hora de escribir este libro?

 

La de mi mujer que siempre me animó para dar luz a mi poesía.